Un vistoso y moderno crossover con estilo coupé

Volkswagen Nivus Highline
Además de su diseño, el Volkswagen Nivus Highline también destaca por su elevado nivel de seguridad y un eficiente tren motriz, el cual ofrece unas interesantes prestaciones.

Tras su debut oficial en Colombia, probamos a fondo el nuevo Volkswagen Nivus Highline. Este moderno crossover ha sido diseñado y desarrollado por completo en Latinoamérica, integrando por completo los últimos conceptos estéticos de la marca. También se convierte en el “nuevo rostro” de la casa alemana en la región, pues es el primero en llevar su nuevo logo.

Para ello, ha tomado varios elementos de los Polo y T-Cross, configurando un atractivo vehículo con línea de SUV Coupé y que complementa su oferta de camionetas en el país. A nuestro país llega en versiones Comfortline y Highline, siendo esta última la que tendremos a prueba y que a continuación mostraremos todos sus detalles.

Volkswagen Nivus Highline

Estilo

El Nivus es un crossover con personalidad propia y su llamativo frontal tiene una parrilla horizontal, donde se ubica el nuevo logo de Volkswagen. Además, los faros LED vienen de serie e incluyen luz diurna en forma de “C”, que se unen a unas líneas cromadas. Y un elemento característico de la versión Highline son las exploradoras LED con función de giro.

En la vista lateral encontramos el gran paral C, su rasgo más distintivo, que configura un extremo posterior inclinado, de estilo fastback. Los pliegues de la carrocería y bonitos rines de 17 pulgadas con acabado bitono le dan un look deportivo; pero su faceta aventurera se realza con los protectores de bajos en color negro, las molduras metalizadas y las barras de techo.

Volkswagen Nivus Highline

Pasando a la parte posterior vemos que el panorámico es bastante inclinado y está coronado por un spoiler en la parte superior. Además, los stops LED están integrados dentro de una franja de color negro, tal como vimos en la T-Cross. Finalmente, una gran parte del bómper es de color negro y en su parte inferior trae un aplique metalizado, que simula ser un difusor.

Una de las cosas que comparte con los modelos Polo, Virtus y T-Cross es su plataforma modular MQB-A0. Sobre esta se configuró una carrocería de 4,26 metros de largo, 1,75 metros de ancho y 1,49 metros de alto, por lo cual el Volkswagen Nivus Highline es más largo que un T-Cross, pero su distancia entre ejes es inferior, pues mide 2,56 metros.

Volkswagen Nivus Highline

Interior

Adentro del Nivus Highline vemos una cabina muy similar a la de otros modelos de la marca; aunque integra un volante de tres radios más estilizado, tapizado en cuero y con el nuevo logo en el centro. Si bien todos los plásticos de la cabina son rígidos, tienen buenos acabados y se destaca la moldura en piano black que atraviesa todo el tablero y las molduras metalizadas.

Tanto la silla, como el volante son de ajuste manual y permiten configurar una óptima posición de manejo, la cual no es tan elevada como en la T-Cross. Dado que la cabina es bastante sobria en su diseño y con materiales muy sencillos; lo que más nos llama la atención en el entorno del conductor es el Virtual Cockpit y la central multimedia Volkswagen Play, desarrollada en la región.

Otros detalles exclusivos de la versión Highline son el climatizador automático de una zona y el botón de encendido, ubicado al frente de la palanca de cambios. Y de las dos versiones es la única que incorpora guantera refrigerada y las sillas tapizadas en cuero. Tal vez la mayor diferencia con la T-Cross es su espacio interior, debido a la forma de su carrocería y la menor distancia entre ejes.

De tal forma que este crossover no se siente tan amplio, pero aun así es cómodo para dos o tres personas en la parte posterior. En esta área echamos de menos elementos como el apoyabrazos o un sunroof panorámico y solo tenemos un puerto USB. A cambio, es uno de los pocos modelos en su segmento que tiene salidas de aire acondicionado para los pasajeros.

Y en cuanto a practicidad, el Nivus tiene un baúl más espacioso que el de la T-Cross y otros mini SUV. Tiene 415 litros de capacidad y en caso de no ser suficientes, podemos plegar las sillas posteriores, que están divididas 60/40. El espacio es bastante profundo y bajo el piso encontramos una llanta de repuesto de tamaño reducido.

Alto nivel de seguridad y tecnología

Recordemos que el Virtual Cockpit de 10,2 pulgadas es el panel de instrumentos digital de la marca, con tres modos de visualización y el cual es exclusivo de la versión Highline. Dependiendo de la configuración, se modifica la cantidad de información proyectada y se trata de un detalle único en su categoría, heredado de otros SUV más costosos del Grupo Volkswagen.

Volkswagen Play

El Volkswagen Nivus fue el primer modelo de la marca en incorporar la pantalla de diez pulgadas para la interfaz VW Play y todos sus mandos son táctiles. Trae conectividad Android Auto y en el caso de Apple CarPlay, la conexión es inalámbrica; pero algo para mejorar es que solo tiene un puerto USB y no viene con cargador inalámbrico.

Por lo demás, el equipamiento del Volkswagen Nivus Highline trae lo esperado en un crossover compacto. Hay acceso sin llave, sensores de luz y lluvia, vidrios y espejos eléctricos, cámara de reversa con sensores adelante y atrás, sensor de presión de las llantas, alerta de fatiga del conductor y sistema de sonido de seis parlantes, entre lo más destacado.

Volkswagen Nivus Highline

En seguridad es muy completo y viene con seis airbags, frenos a disco en las cuatro ruedas (con ABS y EBD), control de estabilidad y tracción, asistencia de arranque en pendientes y anclajes ISOFIX. También hay asistencias avanzadas como frenado autónomo de emergencia, control de crucero adaptativo y freno multicolisión MKB. Curiosamente no trae alerta de punto ciego.

Desempeño

Con el Nivus, finalmente los modelos más pequeños de Volkswagen se montan en la era turbo. Este crossover trae un motor TSI de tres cilindros y un litro de cilindrada, que entrega 114 hp de potencia a 5.500 rpm. Pero lo mejor de todo son sus 200 Nm de torque desde 2.000 rpm, cifra que supera a todos sus rivales; los cuales son gestionado por una caja automática Tiptronic de seis cambios con modo Sport y levas de cambio en el volante.

Motor 200 TSI

Pese a su baja cilindrada, el motor tiene una excelente cifra de torque, lo cual permite que el Nivus pueda acelerar de 0 a 100 km/h en 10 segundos, según la ficha técnica. En general su desempeño es mejor que el de otros modelos de su categoría con motores aspirados, por lo cual es más ágil para efectuar sobrepasos y tiene buen empuje para superar pendientes o andar en carretera con el cupo completo, sin necesidad de esforzarlo demasiado.

Al conducirlo, notamos que es ágil y cómodo, pues ofrece un andar suave y la suspensión filtra bien las irregularidades; a pesar de los grandes rines y las llantas en perfil 55. También cruza muy bien en las curvas, sus balanceos son controlados y los cuatro frenos de disco funcionan sin reproche; un plus que tienen pocos modelos en su categoría. Otro punto a favor es el aislamiento de su motor, pues se sienten pocas vibraciones.

Volkswagen Nivus Highline

Esto hace al Volkswagen Nivus Highline un crossover muy versátil, pues es un vehículo practico para todos los días y tiene buenas cualidades ruteras para salir de viaje. Hay que anotar que es de tracción 4×2 delantera, pero cuenta con una suspensión reforzada y una altura respecto del piso de 16,6 centímetros; así no sufre con los baches o policías acostados y hace que sea más fácil transitar en destapados.

Por lo demás, ofrece la misma solidez que transmiten todos los modelos de Volkswagen y no cabe la menor duda que será un éxito en nuestro país.  Y frente a la T-Cross, sobresale por su estilo más deportivo y mejor desempeño; mientras que el mini SUV está pensado para aquellos que buscan un vehículo de enfoque más familiar y tranquilo.

Conclusión

Entre los puntos a mejorar podríamos citar la visibilidad hacia atrás, un interior más llamativo y la falta de algunos accesorios como sunroof o más puertos USB. Pero a cambio, el Volkswagen Nivus Highlline sobresale por su diseño exterior, el amplio baúl y su buena calidad de marcha; que se complementan con su excelente desempeño y el completo equipamiento en seguridad. Todo ello lo convierte en el modelo más atractivo de la familia de subcompactos de VW.

No cabe la menor duda que el Volkswagen Nivus llega para inaugurar el nicho de los modelos de “estilo coupé” entre los crossovers subcompactos. Frente a un amplio universo de opciones tiene muchos argumentos a su favor, entre ellos una favorable relación precio/producto. Esto se debe a que llega importado desde Brasil, donde se produce en exclusiva para la región.

Volkswagen Nivus Highline

Así, la casa alemana complementa su oferta de SUV pequeños con este crossover de estética más arriesgada y una interesante configuración en términos de equipamiento y tren motriz. Así, compite contra Chevrolet Tracker Turbo, Kia Stonic o Fiat 500X; e incluso, las versiones de entrada de modelos como Mazda CX-30 o Peugeot 2008 Turbo, que hoy son referencias en su segmento.

En video: Volkswagen Nivus – Una camioneta coupé única (Prueba – Reseña)

En Autosdeprimera: El nuevo Volkswagen Nivus ya está disponible en Colombia

Source link