Volvo podría dejar de lado los sedanes y SW para enfocarse en SUV

Volvo S60
Actualmente el 75{39a771609648b150547bbf080a5c214fdaac43fef1f4e597f7c20abfcdd20c73} de las ventas de Volvo son SUV y por ello, la firma sueca podría enfocar sus esfuerzos y destinar más recursos hacia este tipo de vehículos.

A medida que Volvo se transforma en un fabricante de autos eléctricos, sus clientes también están prefiriendo más los SUV. Si bien la compañía no abandonará por completo los sedanes y station wagon, es claro que hacia el futuro el foco de atención no estará en este tipo de carrocerías. A ello se suma el hecho que actualmente, el 75{39a771609648b150547bbf080a5c214fdaac43fef1f4e597f7c20abfcdd20c73} de las ventas de la marca son camionetas.

Según el jefe de la compañía, Håkan Samuelsson “Todavía los tendremos en el futuro (sedanes y SW), pero probablemente no tantos”. De esta forma, el CEO insinúa que a medida que pase el tiempo, reduciría su oferta de esta clase de modelos. No en vano, se especula que los futuros lanzamientos de la compañía serían dos nuevos SUV: XC20 o C20 y XC100.

Volvo V90

Actualmente se ofrecen los sedanes S60 y S90, complementadas por versiones alargadas para el mercado chino. Mientras que los modelos familiares están representados por los V60 y V90, con sus respectivas variantes aventureras Cross Country. No hace mucho tiempo Volvo abandonó la producción de su hatchback compacto V40, sustituido de forma indirecta por el XC40.

Esa tendencia por los SUV ha provocado que cada vez sea más difícil vender un station wagon; incluso para un fabricante como Volvo, donde este tipo de vehículos hacen parte del ADN de la marca. Prácticamente esta carrocería solo sigue teniendo acogida en algunos mercados de Europa; aunque en realidad buena parte de sus ventas corresponde a las variantes Cross Country.

Volvo V60 Cross Country

De tal forma que es factible suponer que solo estas versiones aventureras podrían continuar en la gama, junto con el sedán S60 que ahora se produce en EE.UU. Para los demás productos, los clientes podrían migrar fácilmente a cualquier SUV equivalente en la gama Volvo. Samuelsson explicó que la electrificación también tendrá un efecto profundo en el lenguaje de diseño.

Señaló que los autos tendrán unas formas más expresivas y serán más altos, para acomodar con más facilidad las baterías. De tal forma que en el futuro podríamos ver más modelos que sigan la tendencia del recién presentado C40 Recharge. Mientras todo eso sucede, seguiremos atentos a los cambios que está experimentando la marca a nivel de diseño y tecnología.

En Autosdeprimera: Volvo C40 Recharge, el llamativo SUV coupé sueco con motor eléctrico

Source link